Delitos contra el orden público

En este epígrafe se ubica otro de los delitos que en los últimos meses ha pasado a ocupar los titulares de prensa: el delito de sedición. Más frecuentes son las imputaciones por delitos de atentado, resistencia y desobediencia, destacando también los de tenencia ilícita de armas que suelen presentarse en el marco de los llamados delitos de organización (pertenencia y dirección de organizaciones y grupos criminales). La excepcionalidad del primero, y la complicación de los segundos, donde saber encontrar las diferencias entre la llamada codelincuencia y las organizaciones o grupos criminales puede marcar la diferencia, hacen de nuestro despacho una apuesta segura a la hora de escoger defensa letrada por este tipo de ilícitos.