Abogado contra los derechos de los ciudadanos extranjeros

Tras su inclusión en el Código Penal palpita el interés del Estado por controlar los flujos migratorios, a la vista del recrudecimiento de los fenómenos de la inmigración ilegal y el tráfico de personas experimentado en los últimos años. Este grupo de delitos puede conllevar penas de prisión de cumplimiento efectivo, pudiendo alcanzar en los casos más graves la privación de libertad de hasta ocho años de duración. Aunque las distintas conductas aparecen tipificadas dentro de un único precepto del Código Penal (art. 318 bis), son varias y muy heterogéneas las modalidades delictivas que se cobijan tras él y que obligan de modo inexcusable a un estudio minucioso y detallado de cada una de ellas con el fin de poder ofrecer una respuesta a la medida de cada caso.